Conversaciones equivocadas, Luis Cino

Es muy interesante un trabajo de Pedro Monreal González aparecido el pasado 8 de febrero en Cuba Posible con el título   “¿Estamos teniendo en Cuba una conversación equivocada sobre la desigualdad?”
https://cubaposible.com/estamos-cuba-una-conversacion-equivocada-la-desigualdad/

Pero no hay que hacer grandes análisis académicos, disponer de indicadores confiables sobre la distribución del ingreso y de la riqueza,  recurrir a los índices Gini y Palma ni mucho menos  esperar por el improbable reconocimiento oficial del problema,  para afirmar que a partir del Periodo Especial la desigualdad social ha crecido en Cuba y se ha agudizado todavía más con las medidas de la llamada “actualización del sistema”: estas medidas, en la búsqueda de un crecimiento económico artificial, sin  sustento real, lo que han conseguido es generar más desigualdades y descontento.

Basta con salir a la calle, mirar alrededor, conversar con la gente, mirarse uno mismo y –política aparte- recordar cómo vivía, digamos, hace 30 años, antes que a Fidel Castro se le ocurriera darle contracandela a la Perestroika con aquella muy desafortunada Rectificación de Errores y de Tendencias Negativas, cuando afirmó que “ahora sí vamos a construir el socialismo”.

Lo peor es que el régimen, que conceptualiza lo que es  inconceptualizable,   hace planes para el año 2030 y habla de lograr un “socialismo próspero y sustentable”,  no da señales de que tenga interés en  una distribución más equitativa de los resultados del muy bajo crecimiento económico que logra.

Y como bien dice Monreal: “…La igualdad social –incluyendo una distribución relativamente equitativa de la riqueza y del ingreso, aunque no limitándose a ello- pudiera ser más importante para el futuro socialista del país, que otras de las características de la visión de la nación que oficialmente se han identificado. Un país puede ser soberano, independiente, próspero, democrático y sostenible, pero si genera creciente desigualdad, de una cosa pudiera estarse seguro: su sistema no sería socialista.”

Acerca del silencio oficial sobre la creciente  inequidad social, como si esta no existiera o no importara, dice Monreal: “Hacer un debate político sobre un modelo socialista y sus políticas públicas sin medir la desigualdad es un ejercicio raro, para decirlo amablemente”.

Demasiado amablemente, digo yo, que detesto los subterfugios.

¿De qué debate político habla Monreal?

Los tanques pensantes  agrupados en Cuba Posible, con tanto academicismo  y objetividad, tan dentro de los márgenes de la disidencia leal (al régimen), más allá de algunas sensateces  que dicen, suelen irse por las ramas.

Al régimen no le preocupa que su discurso político de retórica socialista sea cada vez más ajeno a la realidad cotidiana de los cubanos de a pie.

En Cuba, donde no ha dejado de regir una dictadura que se inició en 1959, no hay debate ni discusión. Lo que hay es simulacros, balbuceos apenas permitidos en restringidos espacios que los mandamases no permiten que se abran.

Bajo la égida oficial, todas las conversaciones sobre los problemas de nuestra sociedad son conversaciones equivocadas de principio a fin.  Como las de la merienda de locos de Alicia. Y siempre son manipuladas a favor de los intereses del régimen. Da lo mismo si versan sobre el problema racial, los derechos humanos,  la propiedad sobre los medios de producción, el periodismo,  la institucionalidad,  la libertad de la creación artística, la igualdad de género, la diversidad sexual, etc.

Ahí están la Comisión Aponte, el CENESEX con sus congas de gays revolucionarios, los congresos de la UNEAC y de la UPEC, los encuentros de jóvenes periodistas, los jueves de la revista Temas, la propia Cuba Posible… Ejemplos sobran de cómo lo que se supongan sean conversaciones, lejos de convertirse en debates, se tornan  monólogos de dirigentes. Eso, si no degeneran antes  en  blablablá insustancial  y pachanga chusma y sumisa…
luicino2012@gmail.com
Publicado en Primavera Digital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s