Malaparte que nos toca, Luis Cino

Siempre he pensado que el italiano Curzio Malaparte (1898-1957) fue uno de los escritores más sinceros que tuvo el siglo XX. Aunque ahora vuelven a estar de moda los inconformistas, no habría tenido cabida en estos tiempos de escritores “políticamente correctos”. En su mayoría son considerados así precisamente porque pasan de una pose a otra sin mostrar nunca su verdadero ser. Pero cuando alguna vez lo sugieren, causan espanto…

Aunque atacó por igual a fascistas que a comunistas, muchos insisten en  acusar a Malaparte por haber sido fascista. En realidad, apoyó al fascismo muy poco tiempo, apenas un par de años. Italia –como  toda Europa-  iba tan mal en aquellos años, que no era extraño que los intelectuales se inclinaran por el fascismo o por el comunismo. Ya en 1925, Malaparte había roto con el régimen de Mussolini y unos años después (1933) fue enviado a la cárcel. Desde entonces fue el más acérrimo antifascista.

Con ánimo de atenuar lo culposo de mi preferencia por un escritor casi olvidado y que alguna vez simpatizó con el fascismo, les recuerdo a mis lectores ultra-izquierdistas, siempre tan severos a la hora de juzgarme y de ciber-chancletear, que Curzio Malaparte fue uno de los autores preferidos de Fidel Castro. Claro que el libro que gustaba al Comandante era “La técnica del golpe de estado”, mientras que yo prefiero “Kapput” –uno de los libros que más me han impresionado- y “La piel”. Y no puedo dejar de mencionar “Dos años de Battibecco” –en español significa “batiburrillo”-, la recopilación de las columnas publicadas por el escritor pratense, entre 1953 y 1955, en la revista Tempo.

De releerlo tantas veces, el ejemplar de “Battibecco” que conservo (Editora Latinoamericana, S.A, México, 1956) está que se deshace entre las manos. Malaparte hacía un tipo de periodismo que más que fascinarme, confieso que me hace rabiar de envidia.

Estoy convencido de que  todo lo que uno ha leído y releído en cierta forma influye en lo que escribe. Así, podría culpar, o mejor, agradecer, a Malaparte, cuando escribo ciertas cosas que de tan apasionadas bordean el libelo.

Llegado a este punto, ante la agresividad de ciertos ciber-enemigos que me he buscado últimamente y que se creen más patriotas que patrioterón, no puedo resistir la tentación de citar varios párrafos de la introducción que escribió Malaparte para “Due anni di Battibecco”, en mayo de 1955:

“Hay dos maneras de amar al propio país: la de decir la verdad abiertamente, sin miedo, sobre los males, sobre la miseria, sobre la desverguenza que sufrimos, y la de esconder la realidad bajo el manto de la hipocresía, negando llagas, miserias y desvergüenzas, o bien exaltándolas como virtudes nacionales. Entre las dos maneras, prefiero la primera, no solo porque me parece la justa, sino porque la peor forma de amor patrio es la de cerrar los ojos ante la realidad y abrir de par en par la boca con himnos e hipócritas elogios que no sirven de nada, ni siquiera para esconder, a uno mismo y a los demás, los males.”

“No vale la excusa de que los trapos sucios se lavan en familia. Mísera excusa: un pueblo sano y libre, si gusta de la limpieza, los trapos sucios los lava en la plaza. Y es inútil e hipócrita invocar el amor patrio. El amor patrio se le hace cómodo  solamente a los responsables de nuestras miserias y vergüenzas, y a sus cómplices y siervos; se le hace cómodo a quien nos oprime, humilla, defrauda y corrompe…La Italia de los siervos y los amos es una Italia despreciable que no merece piedad ni respeto. No tiene nada que ver con la Italia verdadera, humillada, encadenada, hambrienta, traicionada. Y no se diga que Italia está ahora ya hasta tal punto envilecida que no puede soportar la verdad y que necesita de la mentira para vivir y para sobrevivir. Si no soporta la verdad, reviente pues. Yo no sé que hacer con una patria que no soporta la verdad.”

luicino2012@gmail.com

circulocinico@gmail.com

 

Anuncios

2 thoughts on “Malaparte que nos toca, Luis Cino

  1. Menos mal , abro hoy y leo, te leo. Si algo me consuela desde est exilio en el que vivo, si algo me estimula aun a seguir,l a luchar dia a dia, son entre otras cosas, tus articulos. C uando a veces creo flaquear, apareces, DIOS TE BENDIGA CUBANO… algun dia, alguno, te buscare,, seguro que si…. SALUDOS MILES DESDE MIAMI….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s