Firmas y opiniones, Luis Cino

Hace un año, en medio de una avalancha de cartas y contracartas, aconsejé a algunos  opositores que quiero y respeto que tuvieran mucho cuidado con lo que firmaran.  Desde entonces, son pocos los que se me acercan con documentos para recabar mi firma. Parece que he cogido fama de paranoico y de tipo difícil a la hora de poner mi nombre en un papel, con la mala letra que tengo y la fea firmita que me sale. ¿Saben? Después de todo eso es bueno. Me ahorra inconvenientes y disgustos.

Sin embargo, son varios los que me han pedido últimamente mi opinión sobre “El camino del pueblo”, el más reciente documento opositor. No sé  por qué algunos se empeñan siempre en preguntarme mi opinión, si saben que no aspiro a ser  analista político ni mucho menos líder de opinión. ¡Líbreme Dios! Siempre he dejado claro –especialmente a ciertos personajes que permanentemente sienten amenazado su protagonismo por cualquiera que piense con cabeza propia y comulgue cuando y cómo le dé la gana- que soy sólo un tipo que escribe y punto.

OK. Eso no quiere decir que no tenga derecho a opinar. Ni la Seguridad del Estado ha logrado privarme de ese derecho. ¡Y miren que lo han intentado! Tal vez, si no viviera bajo una dictadura, no haría periodismo, sino que escribiría ficción y entonces nadie tendría necesariamente que conocer lo que pienso acerca de ciertos asuntos políticos.  Desgraciadamente, la vida es como es y no como uno quisiera que fuera. Por tanto, por si a alguien le interesa, aquí va mi opinión.

“El camino del pueblo” me inspira ciertas reservas por su lenguaje populista como para complacer a todos y la excesiva ingenuidad respecto a la posibilidad de desmontar la dictadura desde sus mismas leyes. Lo cual no quiere decir de ningún modo que uno renuncie a la posibilidad de la lucha por los mínimos resquicios legales que deja “la legalidad revolucionaria”. Pero no es como para hacerse demasiadas ilusiones y creernos que la disidencia interna, aun sin acabar de salir del ghetto, está en posición de dictar condiciones al régimen.

Por mucho que en el documento se esmeren en dorarles la píldora, no veo el motivo por el que los mandamases del régimen estuvieran desesperados por morder el anzuelo y unirse a los opositores en una comisión nacional para cambiar las leyes que les han permitido el control totalitario de la sociedad y gestionar la transición a la democracia. No creo que estén tan desesperados por suicidarse como clase política con poderes absolutos mientras no sientan al pueblo rugir en las calles.  Y no es este el caso.

No obstante, es muy alentador que “El camino del pueblo”  haya logrado reunir a muchos de los más importantes  opositores cubanos. Ojala sea un paso decisivo en el camino de la unidad de la oposición civilista. Pero como conozco bien a muchos de los firmantes, me temo que algunos pronto empiecen a disentir de algunos puntos y hasta de las comas, o a decir que no leyeron bien el texto o no están conformes con que su firma aparezca más arriba, más abajo o junto a la de fulano o mengana.

Ojala no se repita la película que hemos visto tantas veces y “El camino del pueblo” no se convierta en otro documento opositor más para los anales de la lucha por la democracia.

Aunque nadie me ha invitado, no tendría inconveniente en firmar. No estoy seguro si para hacerlo basta entrar a info@contodosloscubanos.com o si es requisito imprescindible ser líder político. Si no firmo, no me muero por eso. Parafraseando a aquel viejo bolerón, total, ya yo estoy cansado de tanto firmar.
luicino2004@yahoo.com

Anuncios

7 thoughts on “Firmas y opiniones, Luis Cino

  1. Muchas felicidades Luis por tu blog. No te conozco personalmente pero he leído tus escritos a través de los blogs de Tania Quintero e Iván García principalmente. Tus artículos están buenísimos, ya los leí todos.
    Saludos, Marco.

    Me gusta

  2. Qué hay Luis! Siguiendo el twitter de Zoe Valdés has llegado a mi casa.Estoy practicamente de acuerdo con lo que dices,son muchas las coincidencias.Dejame decirte que soy “habanera” consorte,española y asturiana.En fin Luis,esto es sólo una excusa para enviarte un saludo y desearte de lo bueno,lo mejor.

    Me gusta

  3. Muy bueno por ti. Gran alegría me produjo encontrar tu blog. Te prometo que seré un fiel lector y crítico. Sabes que puedes contar conmigo para lo que sea.

    Paz y bien para todos los buenos de por allá y de por acá también. La suerte está hechada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s